SeguroDe.com

Qué cubre el seguro de decesos: descubre las claves

Blog
  • SeguroDe
  • 0

Cuando se llega a una cierta edad comienzan las preocupaciones por los gastos que podría tener que afrontar tu familia en caso de fallecimiento, en un momento tan difícil como ese, tener contratado un seguro puede ser de gran ayuda para liberarse de esas preocupaciones, y lo más importante antes de hacer es saber qué cubre un seguro de decesos.

Esta modalidad consiste en una póliza mediante la cual se prestan servicios funerarios a la persona asegurada.

Cuando te preguntas qué cubre el seguro de decesos la respuesta suele coincidir con gastos asociados al sepelio, entre otros, el coche fúnebre, el tanatorio, las flores, la preparación del cadáver, la inhumación o incineración…

También se incluyen los trámites administrativos posteriores a la defunción, como son el certificado médico de defunción y la inscripción en el registro civil, las herencias, las distintas pensiones de las que puedas ser beneficiado… en definitiva, todos los trámites que debes hacer en caso de que ocurra un fallecimiento.

También puedes encontrar coberturas adicionales como son el traslado del fallecido o la asistencia en viajes.

Cómo elegir qué cubre el seguro de decesos perfecto para tu caso

Para elegir qué cubre el seguro de decesos más adecuado a tus circunstancias debes analizar tu situación económica, un punto importante, ya que dependiendo de tus posibilidades podrás atender a una cuota u otra.

Otro de los aspectos que debemos analizar para elegir el seguro de decesos que más adecuado pueda resultarnos es la edad, ya que tu cuota puede variar en función de ésta, debido a que a mayor edad hay más riesgo de fallecimiento, exceptuando enfermedades crónicas que puedan poner en riesgo tu salud.

Por tanto, la salud es también una cuestión importante a la hora de elegir un seguro de decesos.

Tipos de seguros de decesos

El siguiente paso es decidir qué cubre el seguro de decesos es más adecuado a nosotros, en función de los aspectos analizados anteriormente, podemos diferenciar los siguientes tipos de seguros de decesos:

Prima natural

Este tipo varía cada año en función de tu edad, es decir, cuando eres más joven pagarás menos y esto cambiará según vayas cumpliendo años. Esto será así hasta que llegues a una edad de 60 años, cuando la cuota se incrementará más debido al mayor riesgo de fallecimiento.

Prima seminatural

La prima seminatural está relacionada con la anterior, sin embargo, en este tipo, cuando llegas a una edad de 65 o 70 años la cuota permanece estable, es decir, no se incrementa más.

Este tipo de seguro de decesos pude beneficiarte permitiéndote organizarte durante los primeros años de contratación, pagando una cantidad menor, siendo una forma de ahorro durante los años de juventud para después aumentar la cantidad, cuando puedes tener una estabilidad en tu vida y menos gastos.

Prima nivelada

En la prima nivelada la cuota que tienes que abonar es la misma siempre, es decir, no sufre variaciones, a no ser que varíe tu capital asegurado.

Pagas la misma cantidad, por lo que te permite saber en todo momento lo que tendrás que abonar y organizarte en función de esto.

Este tipo de seguro de decesos tiene una gran ventaja, que es la estabilidad en la cuota, pero también tiene una desventaja, y es que si en algún momento modificas la compañía aseguradora, perderás tu antigüedad y empezarás de cero.

Prima mixta

Es una combinación de patrones de la prima natural y la prima nivelada, de forma que se abonará la mitad con un tipo y la otra mitad con el otro.

Se comienza abonando una prima natural, hasta que se cumple la edad pactada en la aseguradora y comienza la prima nivelada.

La ventaja es que te permite pagar una cuota más reducida los primeros años, más económica ya que eres más joven, y aunque después la cuota aumente, no lo hace de forma brusca, sino que comienza a nivelarse. La edad a partir de la cual se suele nivelar son los 60 años, pero siempre depende de la aseguradora.

Por otra parte, debemos tener en cuenta siempre el precio de nivelación, para no llevarnos sorpresas con las compañías aseguradoras.

Estos tipos de seguros se renuevan automáticamente cada año, y son ideales para personas menores de 65 años.

Para los mayores de 65 años, sólo se les permite contratar un tipo de seguro de decesos, el de prima única.

La prima única es sólo para mayores de 65 años y se caracteriza por ser de un solo pago, asegurándote de pagarlo de una vez y olvidarte de todos los problemas.

Cada caso conllevará sus propios costes, dependiendo de las personas y de sus circunstancias y condiciones.

¿Quieres tener una póliza de este tipo? Puedes contratar un seguro de decesos en segurode.com que se adapte a tus necesidades gracias a nuestros expertos. Consulta con nuestros expertos sin compromiso.