SeguroDe.com

SEGURO HOGAR: Razones por las que contratar un seguro del hogar para proteger tu segunda vivienda

Blog
  • SeguroDe
  • 0

Se estima que el 40% de los hogares españoles, tiene además de su vivienda habitual, una segunda vivienda. La diferencia principal entre ambas es el uso y el tiempo que pasamos en cada una de ellas.

Una vez que ha llegado el fin del verano, muchas personas habrán cerrado la puerta de su segunda residencia, ya sea en la casa del pueblo, en el apartamento de la playa o en el chalet de la montaña.

Una segunda residencia es aquella vivienda en la que se reside de forma ocasional o en periodos estacionales. Un error muy frecuente es pensar que como pasamos menos tiempo en ella, no es necesario o no es tan importante asegurarla, pero, en realidad no hay ningún motivo para tener esa idea. Es cierto que, en nuestra vivienda habitual, pasamos la mayor parte del año, por lo que la probabilidad de que ocurra algún siniestro, es mayor. Pero hay riesgos que se agrandan por el hecho de no residir de forma habitual en una vivienda, como puede ser el robo y los fenómenos atmosféricos.

Por este motivo es importante tener asegurada tanto la vivienda donde residimos habitualmente, como la vivienda secundaria y, por ello, te contamos las razones y motivos para tener asegurada nuestra segunda residencia:

  • El hecho de que no estés de forma continua en la casa, las consecuencias de una gotera, una filtración, un fallo eléctrico, un robo, rotura de un cristal, pueden ser más graves.
  • En la mayor parte de las ocasiones, las segundas residencias se localizan en urbanizaciones, zonas residenciales alejadas del pueblo o ciudad, por lo que, unido a la falta de vigilancia, hacen que sea más fácil entrar en ellas y nos puedan robar las cosas del interior y ocasionarnos destrozos.
  • Hay que asegurar tanto el continente (estructura de la vivienda), aunque pensemos que este valor puede ser inferior, hay que valorarlo de forma correcta; como el contenido (muebles y enseres del interior), aunque éste sea más bajo que el valor de nuestra vivienda habitual.

Coberturas a tener en cuenta en las segundas residencias:

Al igual que en el seguro que tengamos en nuestra vivienda habitual, en la segunda vivienda tendremos también coberturas comunes de rotura de cristales, incendio, responsabilidad civil, daños eléctricos, daños atmosféricos, etc. En este caso, hay que prestar principal atención en ciertas coberturas como son las siguientes:

Robo

  • Tanto en el interior de la vivienda, en garaje y trasteros
  • Que cubra los daños materiales y esté asegurado el robo del contenido de la vivienda.
  • Reposición de llaves y cerraduras

Jardín y Arbolado

  • Si nuestra segunda vivienda es un chalet o una casa de pueblo con jardín y plantas, tenemos que tener cubiertos los daños que puedan ocasionar en él, ya sea por un robo, una tormenta, actos vandálicos, etc.
  • Reposición de arbolado y plantas
  • Reconstrucción de jardines
  • Control de plagas

Reparación de electrodomésticos

  • Que estén cubiertos los daños que puedan sufrir nuestros electrométricos
  • Con cobertura de reparación urgente (si llegamos a la vivienda después de una larga temporada sin ir y hay algún electrodoméstico estropeado)
  • Cobertura para el coste de las piezas e incluya la mano de obra

Asistencia en el hogar

  • Que la Asistencia en el hogar sea las 24 horas del día y los 365 días del año.
  • Con cobertura de cerrajería y electricidad de urgencia.
  • Servicio de bricolaje (para aquellos pequeños arreglos que no estropeen las vacaciones).

Desde Segurode te podemos ayudar, asesorar y adaptar el seguro para segundas residencias a tus necesidades. Infórmate en nuestra web segurode.com