SeguroDe.com

¿Un seguro de ciber riesgo para mi empresa?

Blog
  • SeguroDe
  • 0

Las empresas tienden a desarrollarse constantemente y cambian el tipo de riesgo al que están expuestas. En la actualidad, una de las grandes amenazas que tienen, está en la red y se conoce como ciber riesgo.

Cada día son más los ataques que reciben tanto pequeñas como grandes empresas debido a la inversión en nuevas tecnologías, redes sociales y, sobre todo, comercio electrónico. Se cree que solo las empresas de gran tamaño están en el punto de mira de los ciberdelincuentes, pero nada más allá de la realidad; porque autónomos y PYMES son un blanco muy bueno para sufrir ataques cibernéticos, sean internos o externos.

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) afirma que España es el tercer país del mundo que más ataques informáticos anotan las empresas, y lo que es peor, cada año se incrementan. Por eso, es importante que las empresas y autónomos estén preparados y tomen todas las medidas posibles, para que, en caso de ataque, las consecuencias que tenga un ciberataque en el negocio, sean las menores posibles.

Pero, ¿qué son los ciberriesgos y cuáles son sus consecuencias?

Los ciber riesgos son ataques a todo tipo de informática de una empresa, es decir, los originados por parte de hackers externos, la competencia desleal, daños como la destrucción de equipos como el ordenador o teléfono móvil, etc.

Un ciberataque puede causar determinadas consecuencias como daños materiales, pérdidas y daños en bienes intangibles (robo de datos, información, sitios web, propiedad intelectual, nombres de dominio, etc.)

Es una realidad que las empresas manejan miles de datos, tanto internos, como de clientes (DNI, teléfono, N.º de cuenta, etc.) y, ante esto, tienen que adaptarse a las nuevas circunstancias y, por supuesto, protegerse.

Una de las soluciones aseguradoras, es la contratación de un seguro Ciberriesgos frente a la amenaza de los riesgos cibernéticos, donde se da cobertura tanto a los daños propios que pueda sufrir la empresa, como a los perjuicios económicos que se causen a terceros y a propios empleados.

Evidentemente, contratar un seguro de ciberseguridad, no hará que se elimine al completo la posibilidad de que los hackers intenten acceder a nuestros datos, pero si mitigar las consecuencias de un ataque y ayudarán a afrontar pérdidas económicas y de reputación que sufran en una posible situación como esta. En definitiva, este seguro de ciberseguridad, ayudará a guardar las espaldas ante un posible ataque, con el que ahorrarse más de un disgusto.

A continuación, te detallamos algunas de las coberturas que pueden ofrecer un seguro de ciberriesgo y que varían según la compañía aseguradora:

  1. Alteración, pérdida o robo de datos: se cubren los gastos para saber el origen del ataque, la restauración de datos y la descontaminación y restauración de los sistemas.
  2. Violación de la privacidad: la compañía asume lo que costará, como consecuencia de pérdida, robo o revelación a terceros no autorizados de información y datos que están al cuidado de la empresa, identificar el origen y las circunstancias del evento, defensa legar, notificación y comunicación, multas administrativas por no incumplir la legislación de protección de datos personales.
  3. Seguridad de datos de tarjetas de pago: se garantizan los costes de expedición de cualquier tarjeta de pago.
  4. Extorsión cibernética: se cubren los costes en relación a cualquier acción que haya que tomar para proteger los sistemas informáticos y aminorar las consecuencias de una amenaza de extorsión cibernética, que solicite una cantidad económica, rescate o acción para no realizar esos ataques.
  5. Riesgo de reputación: están cubiertos los gastos a consecuencia de un ataque, por medio de una campaña publicitaria en medios de comunicación y el borrado de apariciones no deseadas en internet.
  6. Responsabilidad Civil: daños y perjuicios a terceros por la pérdida de datos que son responsabilidad de la empresa, se abonarán indemnizaciones oportunas, gastos de defensa, gastos judiciales y las fianzas, multas y sanciones.
  7. Interrupción del negocio: la pérdida económica que sufra la empresa o el negocio por su interrupción.

Además de estas coberturas, puedes disponer de servicios adicionales, como el análisis de amenazas del sistema y página web, corrección de vulnerabilidades online, asistencia tecnológica, recuperación y rescate de datos, certificaciones forenses.

En Segurode podemos asesorarte sobre los riesgos cibernéticos de los distintos negocios. Si necesitas un seguro de ciberrriesgo, no esperes a que sea tarde para contratarlo. Infórmate en segurode.com