SeguroDe.com

Preguntas Frecuentes

En la mayoría de los casos las compañías establecen que la Suma Asegurada se debe corresponder con el Valor Real de la embarcación en el momento de suscribir la póliza. Si el barco es nuevo, debemos indicar el valor que nos ha costado. Si además hemos añadido una serie de extras en equipamiento, entonces si debemos sumar estas cantidades pues así conseguiremos que queden incluidos en el seguro de nuestro barco. En el caso de tratarse de un lista 7ª (correspondiente a la inscripción de embarcaciones de recreo) deberemos sumar también los impuestos correspondientes.

Sí, por el contrario, la embarcación que aseguramos es usada o de segunda mano, es importante comprobar que el valor que declaremos se corresponda con el Valor Real, es decir, con el valor que tendría esa embarcación en el mercado de ocasión en sus condiciones de uso y desgaste y con el equipamiento con que cuenta.

  • Seguro a valor total
  • Seguro a valor parcial
  • Seguro a primer riesgo
  • Valor real
  • Seguro a valor de nuevo
  • Seguro a valor de reposición
  • Seguro con límite de indemnización
  • Seguro a valor total (suma asegurada cubre el valor total de los bienes asegurados)

  • Seguro a valor parcial (se asegura una parte alícuota de la suma asegurada total)

  • A primer riesgo (Se asegura hasta una cantidad determinada)

Para la garantía principal (daños a la propia obra) la suma asegurada debe coincidir con el presupuesto de ejecución material o de contrata. Si se asegura la maquinaria de obra y los equipos de construcción, debe consignarse su valor de reposición a nuevo. La mayor parte de las garantías optativas se contratan con un límite máximo de indemnización por póliza.
El copago es el abono por parte del asegurado de una pequeña cantidad de dinero en el momento de realizar un acto médico o Consulta que se requiera. Es una cantidad fija y previamente establecida en el seguro.
La cobertura de un seguro de transporte es frecuentemente descrita como una cobertura de "Almacén a Almacén". Sin embargo, es importante notar que la cobertura varía según las condiciones de cada transacción (FOB, etc.). La cobertura es sólo de almacén a almacén cuando el Asegurado es responsable de proveer tal cobertura en virtud de los términos de venta. La cobertura entra en vigor desde que la mercancía sale de su punto de origen y se termina cuando llega a su destino final o después de un periodo de tiempo dado, según lo que ocurra primero. Tanto el punto de partida como el de llegada pueden estar situados lejos en el interior del continente, a numerosos kilómetros de los puertos de embarque y desembarque.
Los daños a la propia obra a construir,. Se incluyen igualmente, las obras auxiliares, así como los materiales, aprovisionamientos, y acopios para la obra asegurada. Adicionalmente se incluye, una serie de garantías complementarias: los gastos de desescombro y/o demolición, gastos suplementarios, los gastos de extinción, etc.
Todas las obras de edificación (edificaciones para viviendas, centros comerciales, centros escolares, centros hospitalarios, auditorios, etc.) y cualquier tipo de obra civil (hidráulicas, marítimas, carreteras, puentes, túneles, etc.)
Si eliges contratar una garantía opcional, tendrás una mayor cobertura para tu negocio. Estarás cubierto en caso de robo, expoliación, daños en aparatos eléctricos y electrónicos, todo tipo de accidentes, pérdidas consecuenciales, deterioro de mercancías en frigoríficos o responsabilidad civil, entre otros. En esta última, se incluirá automáticamente la garantía de Responsabilidad civil de explotación, la Responsabilidad civil por la instalación de terrazas en la vía pública, y la derivada de la instalación de parques recreativos infantiles que formen parte del negocio de hostelería. Además, dispondrás de protección jurídica.
Una "póliza abierta" es una póliza que permanece abierta hasta su cancelación. No hay fecha de expiración, sino una fecha aniversario, que es usada como referencia para la facturación, los cambios de tarifas, etc.
Es una enfermedad contraída previamente a la contratación del seguro.
Se habla de "avería general" cuando hay tres elementos reunidos:
  • Un peligro para la empresa común. Por ejemplo, una tormenta en el mar, que amenaza el buque, la mercancía a bordo (parte de esta mercancía puede ser suya) así como las vidas de los pasajeros y de la tripulación. Estos tres elementos reunidos forman la "empresa común".
  • Un sacrificio o un gasto extraordinario para evitar el peligro - Esto podría implicar el echar por la borda la mercancía para aligerar el buque o recurrir a un remolcador de salvamento para remolcar el buque dañado, etc?.
  • La preservación exitosa de la empresa - Si el buque no es preservado, puede recibir una reclamación normal por la mercancía transportada por vía marítima, en vez de una reclamación por avería general.
En resumen, cuando el armador declara una avería general, el armador y todas las partes interesadas por la mercancía comparten a la prorrata los gastos asociados a la avería general. Estos gastos son cubiertos por su póliza para la mercancía transportada por vía marítima.
Un seguro para PYMES garantiza los riesgos cobertura de riesgos industriales, almacenamientos y otras actividades comerciales o inmobiliarias que por sus especiales características se enmarcan dentro de este producto.
Un seguro de transporte cubre los bienes y mercancías durante su desplazamiento normal de un lugar a otro.
Un seguro de comercio es un seguro multirriesgo, enfocado en proteger el patrimonio de un negocio no industrial frente a daños económicos que tengan lugar en sus instalaciones de trabajo causados a terceros o frente a daños propios.
Sistema de retasación anual del capital según un sistema variable con referencia al Índice de Precios al Consumo (I. P. C.).
Es el tiempo que transcurre desde que se contrata un seguro de salud hasta que se puede hacer uso de determinadas coberturas acogidas a estos periodos.

El seguro es anual prorrogable, es decir, la validez del contrato es por un período de un año, a partir de la fecha de efecto (o de entrada en vigor) y se prorrogará tácitamente cada año. En algunos casos puede ser temporal, en este caso la validez del contrato es por el período de tiempo que se estipule, siempre menor de un año. Llegada la fecha de su vencimiento, no se prorrogará tácitamente.

RECIBO DEL SEGURO DE RESPONSABILIDAD CIVIL: Original o Bancario correspondiente a la última anualidad. En caso de no disponer de éste a bordo, se dispondrá de 5 días hábiles para justificar su vigencia y en el caso de que se haya producido recientemente el vencimiento de la póliza y por diversos motivos el recibo no obre en su poder, durante el mes posterior al vencimiento, valdrá con presentar el correspondiente a la anualidad vencida o anterior. PATENTE DE NAVEGACIÓN: Se trata del documento que autoriza a una embarcación a navegar por los mares bajo pabellón español. LICENCIA DE NAVEGACIÓN o ROL DE DESPACHO (“ROL”). Si se trata de una embarcación con un desplazamiento superior a 20 TRB (Toneladas de Registro bruto), además deberá ir acompañado de la dotación (indicador de jerarquías de a bordo). CERTIFICADO DE NAVEGABILIDAD: Documento acreditativo de que la embarcación es válida para navegar y que el equipo de seguridad y salvamento con los que cuenta son los adecuados. La embarcación debe tener unos reconocimientos periódicos, establecidos de la siguiente forma: Embarcaciones de eslora inferior a 6m, sin fines lucrativos: exentas de reconocimiento periódico. Embarcaciones de eslora inferior a 6m y menores de 15m, sin fines lucrativos: reconocimiento en seco cada 5 años.
Hoy en día la mayoría de las compañías de seguros ofrecen prácticamente los mismos servicios y coberturas. Pero el precio varía en función del conductor y el vehículo. No a todas las compañías de seguros les interesan los mismos perfiles de conductores ni las mismas furgonetas y eso, evidentemente, afecta al precio.
La póliza incluye la garantía de responsabilidad civil tanto del naviero como del propietario por daños que pueda causar a terceras personas y, opcionalmente y según el tipo de embarcación, los daños provocados en la propia embarcación. La póliza debe incluir la garantía de responsabilidad civil, tanto del naviero como del propietario, por los posibles daños ocasionados a terceros. Dependiendo del tipo de póliza contratada, se pueden incluir también los datos sobre la propia embarcación. Se debe incluir en la póliza además, la garantía ampliada de reclamación de daños, para que, en caso de ser usted el perjudicado, la compañía pueda reclamar e identificar al contrario. Actualmente hay productos que incorporan la garantía de remolque y/o gastos de salvamento hasta un máximo establecido. Es importante remarcar que tener un seguro de máximas coberturas le garantiza el recobro de los daños que pueda sufrir su embarcación en caso de siniestro.
  1. Incendio o daños por fuego Esta cobertura incluye los daños causados a los bienes asegurados a causa del fuego, así como los daños derivados del propio incendio, gastos de salvamento, etc. La garantía del incendio suele concebirse como un paquete que también cubre los daños por explosión, caída de un rayo, humo, etc.
  2. Daños por agua Cubre los desperfectos ocasionados por desbordamientos y escapes de agua accidentales, ya sea en aparatos conectados a la red de agua como en conducciones de suministro y evacuación. Esto supone tanto filtraciones en nuestra casa procedentes de viviendas contiguas, como el daño que podamos producir a terceros.
  3. Daños eléctricos Suele presentarse como una cobertura opcional. Protege las instalaciones y aparatos eléctricos de nuestra vivienda. Esto quiere decir que si se produce un fallo eléctrico y se nos estropea la lavadora o la nevera, la compañía aseguradora los reparará o reemplazará por otros nuevos.
  4. Cristales y espejos Esta garantía optativa distingue entre los vidrios y cristales correspondientes al inmueble (cristales de ventanas, cristales de puertas, etc.) y los instalados o pertenecientes al mobiliario (mampara de ducha, espejo de un armario, etc). Normalmente, comprende también mármoles, loza sanitaria y placas vitrocerámicas.
  5. Robo, expoliación y hurto Si entran a robar a tu casa, tu aseguradora te indemnizará con el valor de los objetos sustraídos. A menudo, las pólizas también cubren aquellos daños causados durante el robo. También suelen extenderse a atracos realizados en la vía pública e incluso, según la póliza, puede llegar a cubrir el fraude en tarjetas de crédito y cheques.
  6. Responsabilidad civil Cubre los daños a terceros (clientes o empleados) causados como consecuencia del ejercicio ordinario del negocio (p.e. un camarero vierte una bebida encima de un cliente y estropea su traje, siendo necesario pagar la tintorería o un traje nuevo) o en casos extraordinarios (p.e. daños al edificio en caso de incendio).
  7. Restauración estética Garantiza la reparación de la parte afectada cuando el siniestro afecta la armonía estética del lugar. Estaríamos hablando, por ejemplo, de cuando las humedades causadas por nuestro vecino nos han manchado una parte de la pared pero se pinta toda la pared.
  8. Avería de maquinaria Cubre el coste de reparación de averías medias y graves en maquinaria. Por esa razón, siempre aplica una franquicia.
  9. Pérdida de beneficios Supone el cobro de un capital diario cuando por circunstancias extraordinarias (p.e. durante la reparación del negocio tras un incendio) el negocio esté imposibilitado para desarrollar su operativa habitual. La cantidad se calcula generalmente como el beneficio neto más los costes fijos.
  10. Daños en bienes refrigerados Permite recibir una indemnización económica para reponer los bienes refrigerados que deban ser desechados por causas extraordinarias (p.e. por una avería en el suministro eléctrico).
  11. Asistencia en el negocio Tu empresa de seguros te facilitará profesionales cualificados para atender los servicios solicitados (albañiles, fontaneros, cristaleros, pintores, etc.).
  12. Protección jurídica Se encarga de garantizar la protección de los intereses del asegurado frente a terceros mediante la designación y costeo de un abogado o procurador. Esta cobertura se utiliza particularmente en el caso de reclamaciones por responsabilidad civil contra el asegurado.
La mayoría de las aseguradoras ofrecen coberturas globales según el tipo de comercio. En general estas pólizas indemnizan en caso de:
  • Incendio
  • Robo
  • Daños
  • Responsabilidad civil
La cobertura para la responsabilidad civil (RC) es la más importante de todas porque es la única que protege de posible siniestros provocados en la normal operatividad del local. Las tipologías de pólizas RC más comunes son:
  • Responsabilidad civil de los empleados.
  • Intoxicación alimenticia
  • Bienes refrigerados
  • Responsabilidad civil de productos en caso de daños en un local alquilado
  • Defensa jurídica
Hay diferentes factores, como la bonificación del conductor, el valor de la autocaravana, el tipo de seguro etc.