Preguntas frecuentes

La posición del niño o niña a la hora de viajar con nuestra moto es fundamental si queremos evitar cualquier riesgo innecesario y que pueda poner la seguridad del viaje en peligro.

La posición correcta deberá ser a horcajadas y con los pies apoyados en los reposa-pies laterales. El niño deberá viajar siempre detrás del conductor. Nunca se debe de poner al niño entre tú y el manillar.

Leer más

En todos los casos es obligatorio el uso del casco cuando se viaja en este tipo de vehículos. No importa la edad del viajante.

Para los menores de edad también hay que tener en cuenta que deben de usar un casco correcto, que cumpla todos los requisitos en cuánto a la homologación y talla del mismo.

Leer más

Si, las condiciones son las mismas que en el caso de un adulto. En estos casos, lo que tenemos que fijarnos es en cumplir la normativa vigente en cuánto a la edad permitida para poder ir como pasajero o pasajera en una moto.

La Ley actual es muy clara e indica que solo los niños y niñas mayores de 12 años pueden ir de pasajero en moto y además, deben de cumplir unas exigencias, que son:

  • Ir siempre en el asiento trasero, sentados a horcajadas y los pies apoyados en los estribos que van para el acompañante
  • Casco homologado abrochado.

De manera excepcional, los mayores de siete años podrán circular en motocicletas o ciclomotores, siempre que sea conducido por su padre, madre o tutor o alguna persona, siempre mayor de edad, que tenga autorización para ello.

 

Leer más

La respuesta es SI. El pasajero, en este caso el niño/a, debe de ser mayor de 12 años, pero hay una excepción y es que también pueden ir como pasajeros los niños/as mayores de 7 años siempre que el conductor sea su padre, madre, tutor o una persona mayor de edad autorizada.

Leer más

Se habla de "avería general" cuando hay tres elementos reunidos:

  • Un peligro para la empresa común. Por ejemplo, una tormenta en el mar, que amenaza el buque, la mercancía a bordo (parte de esta mercancía puede ser suya) así como las vidas de los pasajeros y de la tripulación. Estos tres elementos reunidos forman la "empresa común".
  • Un sacrificio o un gasto extraordinario para evitar el peligro - Esto podría implicar el echar por la borda la mercancía para aligerar el buque o recurrir a un remolcador de salvamento para remolcar el buque dañado, etc?.
  • La preservación exitosa de la empresa - Si el buque no es preservado, puede recibir una reclamación normal por la mercancía transportada por vía marítima, en vez de una reclamación por avería general.

En resumen, cuando el armador declara una avería general, el armador y todas las partes interesadas por la mercancía comparten a la prorrata los gastos asociados a la avería general. Estos gastos son cubiertos por su póliza para la mercancía transportada por vía marítima.

Leer más

Un seguro contra el riesgo de guerra es una póliza diferente que le ofrece una protección en caso de conflicto (minas y torpedos perdidos, actos terroristas en el mar, etc.), mientras que la mercancía está en el mar. Combinada con la póliza de mercancías, tanto en una póliza como en la otra hay cobertura para buques desaparecidos.

El seguro contra el riesgo de guerra prevé una cláusula "huelgas, disturbios y perturbaciones civiles". Una póliza adicional agrega esta cobertura "huelgas, disturbios y perturbaciones civiles" a la póliza de seguros de mercancías.

Leer más

Los certificados de seguros para la mercancía transportada por vía marítima que acompañan frecuentemente la documentación destinada a terceros son documentos negociables que dan derecho a su titular a percibir el pago de una reclamación. Los bancos exigen frecuentemente estos certificados para las transacciones por carta de crédito.

Leer más

Una "póliza abierta" es una póliza que permanece abierta hasta su cancelación. No hay fecha de expiración, sino una fecha aniversario, que es usada como referencia para la facturación, los cambios de tarifas, etc.

Leer más

La cobertura de un seguro de transporte es frecuentemente descrita como una cobertura de "Almacén a Almacén". Sin embargo, es importante notar que la cobertura varía según las condiciones de cada transacción (FOB, etc.). La cobertura es sólo de almacén a almacén cuando el Asegurado es responsable de proveer tal cobertura en virtud de los términos de venta.

La cobertura entra en vigor desde que la mercancía sale de su punto de origen y se termina cuando llega a su destino final o después de un periodo de tiempo dado, según lo que ocurra primero.

Tanto el punto de partida como el de llegada pueden estar situados lejos en el interior del continente, a numerosos kilómetros de los puertos de embarque y desembarque.

Leer más

Existen varios tipos de seguros que podemos contratar a la hora de hacer un transporte por vía marítima. Es importante conocer las opciones que tenemos en el mercado para poder elegir la que realmente se ajuste a nuestras necesidades. Por un lado tenemos el seguro para el transporte interno y otro para el transporte de mercancías, pero, ¿Cuáles son las diferencias entre ambos seguros?

Un seguro para el transporte interno cubre los transportes por vía terrestre o aérea (los transportes en buques locales son normalmente cubiertos por una póliza de seguros para mercancía transportada por vía marítima).

Los seguros de mercancías transportadas por vía marítima ofrecen cobertura para consignaciones internacionales por vía marítima o aérea de almacén a almacén (incluyendo la porción terrestre del transporte).

Leer más