Consejos para conducir con lluvia de forma segura

6 Mayo, 2016

Dice el refranero español, que “en abril, aguas mil“, o también “Marzo ventoso y Abril lluvioso, sacan a Mayo florido y hermoso“. Y así está siendo, pero solo hasta hoy. El sol y el calor de primavera que hemos tenido estos primeros días de mayo, dan paso a una situación muy diferente en los próximos días con la vuelta de la inestabilidad, dónde abundarán nubes, tormentas, lluvias y una fuerte bajada de temperaturas en los próximos 6-8 días en gran parte de España.

La lluvia está presente en el 89% de los accidentes de tráfico y en el 75% de los fallecidos en carretera.

Las lluvias y tormentas de esta época del año suelen ser cortas, pero muy fuertes y de gran intensidad y es por ello, que debemos de tener mucho cuidado con esta inestabilidad atmosférica cuando salgamos a la carretera. Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), la lluvia está presente en el 89% de los accidentes que se registraron con climatología adversa y en el 75% de los fallecidos en carretera por esta circunstancia. Son datos que “asustan”.

Qué hacer cuando tenemos que conducir con lluvia

Teniendo en cuenta los datos anteriores, desde SeguroDe.com queremos daros a conocer unos sencillos consejos / trucos, para poder conducir con lluvia de forma segura. La puesta en práctica de ellos, nos evitará sustos imprevistos en la carretera.

  • Neumáticos: Antes de realizar un viaje largo en carretera, es fundamental comprobar el estado de los neumáticos (siempre en frío). Es fundamental mantener la presión de los neumáticos en los niveles recomendados para cada vehículo.
  • Aumentar la distancia de seguridad con los vehículos que te preceden, ya que cuando la carretera está mojada, aumenta la distancia de frenado.
  • Luces encendidas: Se recomienda tener las luces puestas, sea la hora que sea. Es igual de importante ver y ser visto en situaciones de climatología adversa. Se recomienda también, que si la lluvia es muy intensa, se enciendan también las luces antiniebla tanto delanteras como traseras.
  • Reducir la velocidad: Con la lluvia, la adherencia de los neumáticos se ve reducida y no es la misma que en suelo seco.
  • Evitar maniobras bruscas en frenados y cambios de dirección
  • En el caso de una avería, es importante poner las luces de emergencia.
  • Si tu coche derrapa, es importante no frenar de manera brusca, sino con firmeza y regularidad en dirección hacia donde se esté derrapando.
  • Cuidado con la tecnología de tu coche. El control de tracción y estabilidad o el ABS son seguros de vida en este tipo de situaciones para evitar perder el control del coche, pero hay que tener cuidado, su mal uso no nos librará de un accidente. La tecnología no hace milagros.

El peligro del Aquaplaning

Se trata de unos de los efectos más peligrosos de la lluvia que se da cuando los neumáticos son incapaces de evacuar todo el agua que hay en el asfalto. Esto se hace a través del dibujo del neumático. Cuanto más gastado esté, menos capacidad de desagüe tendrán.

Es por ello que es fundamental hacer la revisión de los neumáticos, ya que si están en mal estado, las probabilidades de sufrir este efecto a la hora de conducir con lluvia, aumentan.

En el caso de sufrir un aquaplaning, es fundamental que no frenes ni gires el volante. Levanta el pie del acelerador y sujeta con fuerza el volante, de manera que el coche vaya reduciendo la velocidad buscando el contacto de nuevo de los neumáticos con el asfalto.