Consejos para viajar con tus mascotas

1 Abril, 2015

Estamos en plena Semana Santa y muchas personas aprovechan para salir a pasar los días de fiesta de los que disponen fuera de su ciudad y pasar unos días entre amigos o disfrutar de su pareja.

Cuando se tiene mascota existen alternativas a llevarlos contigo en el caso de que vayas a realizar viajes largos que se le puedan hacer demasiados pesados a tu mascota. Por ejemplo dejarlo al cuidado de algún familiar, vecino, amigo o incluso llevarlo a guarderías especializadas para animales en los son tratados con mimo con un montón de actividades para que se diviertan.

Sin embargo,a todo apasionado de los animales le gustaría llevarse a sus mascotas con ellos y así no tener que estar echándolos constantemente de menos, y haciéndose preguntas como ¿qué estarán haciendo?, ¿que tal estarán siendo atendidos?, ¿comerán bien?.

En este post te damos algunos consejos para que en el caso de que decidas que no puedes pasar tus días de vacaciones alejado de tu mascota, estos viajes no se les hagan tan pesados:

– Es aconsejable que, si va a realizar el primer viaje largo con su mascota comiences a realizar con ella algunos trayectos cortos y preferiblemente a sitios divertidos para ella, para así ir acostumbrándola a ir en coche.

– Antes de emprender su viaje, debe asegurarse de que su mascota está identificada con los datos del microchip actualizados y al día de todas sus obligaciones sanitarias y administrativas.

– Para cualquier viaje por cerca que sea, tu mascota debe ir con un cinturón de seguridad o dentro de una jaula o transportín. De estas dos opciones, es más segura la segunda, tanto para el animal como para el resto de pasajeros. Es importante que dentro de la jaula no dejes ningún objeto con el que tu mascota pueda hacerse daño, como collares, correas o objetos puntiagudos.

– La jaula o transportín debe ser lo suficientemente alta para que pueda estar de pie, girar y tumbarse. Además, debe tener el suelo impermeable, con material absorbente, y que tengan la ventilación suficiente para la comodidad de su mascota (ventilación en lados opuestos).

– Antes de comenzar el viaje, el animal debe haber realizado mucho ejercicio, para que haya gastado el exceso de energía que disponga y tenga ganas de descansar. De esta forma no estará durante el viaje nervioso, sin parar o quejándose dentro de su jaula, lo que puede ponerte a ti en un estado de estrés.

– Es recomendable que por lo menos 2 horas antes de realizar el viaje no le des de comer absolutamente nada a tu mascota. Algunos animales, sobre todo si no están muy acostumbradas a realizar viajes, se pueden marear con el movimiento del coche. En caso necesario existen fármacos para que los traslados sean más llevaderos para tu mascota, aunque no es bueno abusar de ellos y siempre antes hay que consultarlo con el veterinario.

– Al igual que con la comida, pasa con el agua. No es aconsejable que antes de comenzar el viaje le des mucha cantidad de agua, solamente la necesaria para que no se deshidrate durante el trayecto especialmente si hay temperaturas elevadas. Y por supuesto, procura que antes de comenzar el viaje tu mascota haga sus necesidades para así empezar el trayecto con el estomago y la vejiga vacíos.

– En el caso de que cuando montes a tu mascota en el coche este nerviosa, inquieta o se encuentre incómoda, deja en la jaula su hueso favorito, peluche, manta o algún objeto que le resulte familiar y así se sentirá más cómoda.

– De vez en cuando realiza paradas (cada 2 o 3 horas) y saca a tu mascota de la jaula para que haga un poco de ejercicio, realice sus necesidades o sienta que estas cerca de él. En ningún caso, dejes a tu mascota dentro del coche en el aparcamiento, aunque dejes las ventanillas bajadas o sea para periodos cortos de tiempo, sobre todo días que sean calurosos. Tu mascota puede tener un problema de deshidratación.

– Y por último no permita que su mascota viaje con la cabeza asomando por fuera de las ventanillas, además de ser peligroso, podría entrarle polvo y suciedad en ojos, nariz y orejas y provocar lesiones o infecciones.

 

¿Necesitas un seguro para tu mascota? Solicita presupuesto gratuito y sin compromiso.