Consejos para proteger tu vivienda de lluvias e inundaciones

11 Mayo, 2016

En los últimos años, cada vez oímos hablar más del cambio climático que afecta a nuestro planeta y así es, es algo que debe de preocuparnos. Para que os podáis hacer una idea de lo que está pasando, la temperatura media de nuestro país ha aumentado en más de 1,5ºC en el último siglo. Se trata de un dato muy significativo sobretodo si lo comparamos con la media global, que habla de un ascenso de 0,6ºC en el mismo periodo.

Los seguros de hogar son fundamentales para cubrir este tipo de daños, por lo que contar con ellos es altamente recomendable para proteger tu vivienda.

A día de hoy estamos expuestos a sufrir un fenómeno atmosférico en cualquier lugar y en cualquier época del año, en muchas ocasiones con consecuencias devastadoras, y no estamos preparados para ello.

¿Qué debes de tener en cuenta para proteger tu vivienda?

En anteriores entradas de nuestro blog, hemos hablado de la necesidad de tener un seguro de hogar contratado para estar protegidos ante cualquier imprevisto. Por ley no es obligatorio, pero si es altamente recomendable para proteger tu vivienda. El contar con una buena póliza de hogar nos puede ayudar en gran medida, a disminuir la magnitud de los daños sufridos de manera inesperada por cualquier fenómeno atmosférico.

Este tipo de seguros de hogar, cubren en la mayoría de los casos robos, incendios y daños por agua, además de los riesgos que afectan al continente, contenido y la responsabilidad civil. Pero será importante añadir coberturas adicionales para estar protegidos antes este tipo de fenómenos atmosféricos. En función de la compañía y producto elegido, la gran mayoría ofrecen la cobertura denominada “otros daños” que a un precio muy accesible, nos protegerá de este tipo de fenómenos.

Consejos antes de una inundación

Hay un refrán que dice “más vale prevenir que lamentar“, el cual nos advierte que siempre es preferible tomar las precauciones necesarias para evitar cualquier situación desagradable o inesperada, que tener que afrontarlo.

Una vez producida la inundación en nuestro domicilio, debemos de ponernos en contacto con nuestra compañía aseguradora, lo antes posible, una vez que estemos en un lugar seguro.

Es por ello, que todo lo que esté de nuestra mano, debemos de ponerlo en práctica para no llevarnos una sorpresa desagradable, con lo que debemos:

Cubrir las paredes de los sótanos con material impermeable, para así poder evitar infiltraciones de agua
– En aquellos lugares donde hay más opciones de que pueda entrar el agua, es importante contar con algún pequeño muro o dique para evitar la entrada masiva del agua.
– Tener limpios los desagües y canalones de la vivienda.
– Intentar tener los puntos eléctricos en posiciones elevadas, así como instalar bases de madera en los aparatos que estén a ras de suelo.
– Verificar con regularidad que las bombas para achicar agua funcionan correctamente.
Estado del tejado, con cierta frecuencia se debe de verificar que no existan filtraciones ni goteras.

Una vez que se ha producido la inundación, lo importante es estar en un lugar seguro y lo antes posible, notificar los daños ocasionados a tu compañía aseguradora, con nuestra póliza en mano (si pudiera ser) y DNI, de manera que podamos dar el parte del siniestro, indicando el día y hora exacta en la que ha sucedido.

La compañía aseguradora enviará lo antes posible un perito para poder valorar el daño provocado para luego poder reclamar el importe final de la indemnización.

La tranquilidad en nuestro hogar no tiene precio y es por ello que contar con un seguro barato de hogar, ajustado a nuestras necesidades, es fundamental y en SeguroDe.com, te ofrecemos lo que realmente necesitas.