Supera la cuesta de enero sin esfuerzo

15 enero, 2015

Finalizadas las fiestas navideñas al repasar los gastos derivados de la compra de regalos y celebraciones varias nos damos cuenta de que quizás hemos sobrepasado un poco la cantidad de dinero que habíamos pensado gastar en Navidad y que nuestro presupuesto para el mes de enero va a ser un poco más apretado de lo que desearíamos.

Aunque lo ideal hubiera sido planificar mejor las compras realizadas en diciembre también podemos tomar medidas ahora y conseguir que la cuesta de enero no sea demasiado pronunciada. A continuación, compartimos contigo algunos consejos de ahorro que te permitirán llegar a final de mes.

Evita los pagos con tarjeta de crédito

Pagar en efectivo nos ayuda a ser más conscientes de los gastos en los que estamos incurriendo. No usar la tarjeta evitará que acabemos comprando cosas que superan nuestro presupuesto mensual y por las que tendremos que pagar intereses.

Ahorra en calefacción y electricidad

Revisa que las instalación de calefacción funciona correctamente, ajusta la temperatura a no más de 20ºC y cierra los radiadores de las habitaciones que no utilices. Para reducir la factura de electricidad opta por iluminación de bajo consumo, apaga todos los aparatos eléctricos cuando no se usen en lugar de dejarlos en standby, utiliza lavadora y lavavajillas con máxima carga y en el lavado económico e intenta evitar el uso de la secadora siempre que sea posible.

Revisa gastos recurrentes

El comienzo del año es un buen momento para revisar que gastos domésticos son recurrentes y en cuáles de ellos podemos ahorrar. Analiza si aprovechas suscripciones a revistas o televisión de pago para valorar si realmente merece la pena seguir pagándolos, piensa si vas a acudir realmente al gimnasio antes de apuntarte y pagar la cuota o compara si la factura de Internet o del móvil es la más adecuada para tu consumo.

Opta por cocina casera “de cuchara”

Cocinar en casa es un gran ahorro frente a la comida preparada o almorzar fuera de nuestro domicilio. Además muchos de los platos tradicionales “de cuchara” que son apropiados para estas fechas resultan muy económicos y sencillos de preparar para toda la familia.

Resiste la tentación de rebajas y ofertas

Es cierto que lo escaparates de las tiendas pueden ofrecer suculentos descuentos en estas fechas pero antes de lanzarse a comprar objetos que están rebajados hay que plantearse la necesidad real de los mismos o si sólo te sientes inclinado a adquirirlos por su atractivo precio.

¿Tienes algún truco para ahorrar que sirva para superar la cuesta de enero? Cuéntanoslo en los comentarios