Y ahora, ¿cómo meto todo el equipaje en el maletero?

11 julio, 2014

Por fin llegan las ansiadas vacaciones o esa escapada de fin de semana que llevas tiempo planeando. La reserva del alojamiento está confirmada, has consultado la ruta que ha de llevarte hasta tu destino y tienes preparadas las maletas con todo lo que necesitarás esos días. El problema se presenta cuando al llegar al coche observas el tamaño del maletero y el volumen del equipaje. Piensas que es imposible que todo lo que necesitas llevar quepa en ese espacio que se te antoja diminuto con lo que es probable que tengas que demostrar que eras un maestro en el Tetris para conseguir que todos los bultos te acompañen en vacaciones.

Tras varios intentos de acomodar el equipaje en tu vehículo, es frecuente que te invada la ansiedad y decidas que cualquier cosa vale con tal de salir de viaje lo antes posible. Sin embargo, una mala colocación de la carga puede comprometer la estabilidad del vehículo y poner en peligro tu seguridad y la de quienes te acompañan. Para evitarlo, te damos algunos consejos que ayudarán a que circules más seguro.

El primer consejo seguramente es el más obvio pero quizás es lo más difícil de conseguir: reducir el equipaje. Piensa bien si de verdad necesitas llevar tanta ropa para sólo una semana de vacaciones o si es imprescindible que los niños se lleven 10 juguetes cada uno.

Otra de las cosas que parece de sentido común y que se incumple en la mayoría de las ocasiones es intentar llevar todos los objetos dentro del maletero. Recuerda que un simple paraguas suelto en la bandeja trasera del coche se convertirá en un peligroso proyectil en caso de frenada brusca. Si no queda más remedio que colocar parte del equipaje en los asientos traseros, lo más recomendable es sujetarlo correctamente usando gomas, mallas o redes de seguridad.

Al preparar el equipaje es preferible que optes por varias maletas más pequeñas que dos más grandes. Esto te dará la posibilidad de colocarlas en el maletero aprovechando todo el espacio disponible, sin olvidar que los bultos más pesados deben situarse en la parte inferior y bien repartidas para alterar lo menor posible el centro de gravedad del coche y no está de más sujetar la carga también en el maletero para evitar que se desplace al circular.

Los cofres de techo, portabicicletas o anclajes específicos para esquís o tablas de surf son la mejor opción si tienes que transportar objetos que no caben en el maletero. No olvides que estos sistemas reducen las aerodinámica del vehículo y que debes adaptar tu conducción a esta circunstancia.

Por último, recuerda ajustar la presión de los neumáticos según las recomendaciones del fabricante para adaptarla al mayor peso que transportará el coche con toda la familia y su correspondiente equipaje.

Ya sólo quedaría que elijas una música apropiada para que te acompañe en el viaje y ¡disfruta de las vacaciones!