¿Qué es un deducible en seguros de salud?

2 Julio, 2018

En la jerga de los seguros privados de salud, el deducible es la parte que la empresa aseguradora no abonará en la subsanación de la pérdida sufrida por el asegurado, siendo este un mecanismo de compensación y reparto del riesgo entre el tomador y el asegurador que, por norma general, repercutirá en una menor prima por la póliza. La cantidad, variable, suele quedar especificada en la parte principal del documento contractual y se suma a otras cantidades como las procedentes de los copagos para determinar el costo total de la póliza.

Tipos de deducible

El deducible puede ser una cantidad específica a partir de la cual el seguro abonará la diferencia, siendo el monto total de la indemnización la diferencia entre la pérdida y el mencionado deducible, mientras que también hay deducibles expresados y calculados como porcentaje respecto de la cantidad asegurada y la indemnización. En ambas circunstancias, solo cuando el monto del diagnóstico, operación, tratamiento, etc., supera el monto total, el seguro reembolsa ese saldo.

¿Cómo se acumula el deducible?

Para el caso de los seguros privados de salud, lo normal es que estos deducibles se acumulen finalizado el año. También hay que tener en cuenta que varían según la compañía y el estado de residencia, pues las pólizas pueden incluir cláusulas específicas y descripciones particulares sobre su funcionamiento o implementación en virtud, también, de las reglas del estado o de la comunidad a la que pueda pertenecer, aunque debamos partir siempre, en todos los casos de la definición de deducible como montante máximo fijado al asegurado de forma obligatoria y que se refiere a los gastos inicialmente cubiertos. Ello en la medida en que los seguros quedan regulados por las leyes de cada estado y las aseguradoras están vigiladas y obligadas a actuar de forma estricta en el cumplimiento de dicha normativa.

Dudas frecuentes

Algunas dudas habituales al contratar seguros de salud tienen que ver con los gastos de traslado en ambulancia terrestre, a los que sí se aplica el deducible de la póliza sin que importe cuál es la causa de accidente o la enfermedad. También se suelen suceder preguntas sobre las situaciones en caso de accidente, circunstancia para la que muchas compañías tienen planteada la eliminación del deducible.

Por otra parte, como es lógico, muchos usuarios se preguntan si, al igual que sucede con seguros para vehículos o inquilinos, el servicio no se presta hasta el abono del deducible, lo que en este caso, por tratarse de cuestiones sumamente delicadas no ocurre.

Otra cuestión a tener presente es si el deducible se abona o si es descontado del primer reembolso, lo que suele ser la práctica más habitual. También suele generar dudas cómo se va realizando el pago del deducible y si este está pensado para toda la unidad familiar, lo que, de nuevo, suele ser costumbre. Eso sí, conviene consultar el plan contratado, pues el deducible puede que sea independiente entre tipos de coberturas entre sí, lo que podría ocasionar trastornos importantes en algunos casos.

De esta manera, y a modo de conclusión, parece obligatorio recordar a todos los potenciales usuarios de seguros de salud privados que, en el caso de contratar una póliza con deducible, esta solo va a empezar a reembolsarte dinero una vez que quede satisfecho el valor estipulado en la póliza. En líneas generales se trata de un montante que se paga una vez al año y que va a estar relacionado también, con su precio final.