Seguro médico barato sin copago: ¿en qué consiste?

27 Julio, 2018

A la hora de contratar un seguro de salud privado, además del precio base y las coberturas en él reflejadas hay que tener en cuenta la posibilidad del copago, un elemento cada vez más usual en este tipo de pólizas y que consiste, básicamente, en una cantidad de dinero, generalmente pequeña, que hay que abonar al disfrutar de un servicio médico concreto y que rara vez rebasa el centenar de euros. En su formulación reside la intención de concienciar a los clientes para que lleven a cabo un uso responsable, así como ajustar más el precio a pagar, pues de esta forma los usuarios no tienen por qué sufrir las subidas genéricas de la prima.

¿Cuáles son las ventajas de un seguro médico barato sin copago?

La opción más atractiva, al menos en términos económicos, es lógicamente la que ofrece el seguro médico barato sin copago, una alternativa que, en principio, es competitiva por el hecho de evitar los copagos y que, además, no presenta una prima demasiado elevada pese a no incluir dichos copagos. Estudios recientes demostraron que el precio de una prima promedio (para un ciudadano de la misma edad y la misma ciudad de residencia) es entre quince y veinte euros más cara en el  caso de los seguros sin copago, una cifra que cada uno puede calificar como considere.

Algunas tarifas promedio de estos seguros, a valorar a la hora de optar por una u otra modalidad, son: consulta médica, 4-15 euros; pediatría, 4-10 euros; medicina especializada, 6-14 euros, servicios de urgencias, 10-40 euros… El punto clave en esta cuestión es que muchos de estos servicios, sobre todo la consulta de atención primaria o urgencias o el ingreso en el hospital son alguno de los más usuales, lo que incrementaría en una cantidad nada desdeñable el precio final abonado por el seguro al cabo del año. Lógicamente, es difícil hacer una previsión sobre los servicios que a la postre vamos a necesitar, pero sí conviene hacer cálculos para ver qué presupuesto entra mejor en sus cálculos, si el de un seguro con una prima más barata y copagos o un seguro barato y sin copagos, a expensas de que la demanda de varios servicios suponga la actualización al alza de la prima por parte de la compañía.

¿Cuál es la oferta de seguros médicos sin copago?

La oferta de seguros médicos baratos sin copagos es amplia, pues todas las grandes compañías ofrecen un servicio de estas características en precios que oscilan entre los 50 y 70 euros mensuales, precios estandarizados, evidentemente, pues como ya sabemos la edad, el número de personas incluidas en la cobertura y otros factores intervienen decisivamente en el precio. Por ello se hacen necesarias las consultas a los comparadores de seguros y adquiere la categoría de buen consejo el hecho de solicitar varios presupuestos, indagando con paciencia acerca del precio mensual, el tipo de asistencia y lo que va a cubrir el seguro médico privado.

Antes de contratar un seguro médico barato sin copago hay que partir de una previsión de gastos, prever un “consumo médico” medio aproximado para saber si esta fórmula, en comparación con la del copago, es la que mejor se adapta a nuestras características. Una vez seleccionada esta modalidad, conviene aproximarse a la oferta, servirse de empresas especializadas en comparar dichas ofertas, obtener la información de distintos usuarios acerca de la extensión y calidad de cada cobertura y, por supuesto, acceder a más de un presupuesto antes de afrontar una inversión que puede tener grandes repercusiones en la economía doméstica y en la calidad de vida de usted y toda su familia.