Coberturas de un seguro de responsabilidad civil para empresas

13 noviembre, 2015

¿Somos conscientes de la necesidad de tener un seguro de Responsabilidad Civil en nuestra empresa?

Según la legislación española, toda persona, física o jurídica, es responsable de sus actos y la empresa, como persona jurídica, tiene dicha responsabilidad, e incluso la derivada del dominio que posee sobre sus activos o, en su caso, sobre los de terceras personas. Cuando la actuación de la empresa, de sus empleados o de personas vinculadas contractualmente a la misma, infringe el Código Civil, la empresa ha de hacer frente a su responsabilidad civil y para ello lo mejor es tener un seguro RC para empresas que evite cualquier problema. Por otro lado, si la empresa infringe el Código Penal, a la persona o personas físicas responsables del delito les es exigible su responsabilidad penal o criminal  de la que, en la mayoría de los casos, para ellos y también para la empresa, la responsabilidad civil.

El riesgo de que, por la acción de la empresa, o simplemente por el dominio que ejerce sobre sus activos o los de terceros, le puedan ser exigidas, conforme a derecho, indemnizaciones pecuniarias en caso de daño o perjuicio a un tercero, es el riesgo de responsabilidad civil.

Por tanto, lo primero que debemos de identificar son los riegos a los que puede estar expuesta nuestra empresa, para una vez conocidos, establezcamos el tipo o los tipos de seguro de responsabilidad civil más acorde a nuestras necesidades.

Clasificación de riesgos cubiertos por seguros de empresa

Existe una clasificación de estos riesgos y se establece atendiendo al agente causal del daño o perjuicio, es decir:

  • Riesgos de responsabilidad civil empresarial, o de daños y/o perjuicios causados a terceros, derivada del dominio que la empresa tiene sobre sus activos, de los acuerdos contractuales realizados con terceros y de la actuación extra contractual de sus empleados. Entre estos riesgos están entre otros: Daños a edificios contiguos a la empresa por la proximidad de la misma (se produce un incendio en sus instalaciones y afecta a inmuebles colindantes), Daños a edificios o locales arrendados, Daños a bienes arrendados o en leasing, Daños a bienes de terceros en depósito ( coches en los talleres para reparación)… etc.
  • Riesgos de responsabilidad civil patronal, o derivada de su calidad de patrono, por daños y/o perjuicios causados a su personal.
  • Riesgos de responsabilidad civil de automóviles o de daños y/o perjuicios causados a terceros derivada del uso, dominio o posesión de automóviles o vehículos de transporte terrestre matriculados como tales.
  • Riesgos de responsabilidad civil de administradores o directivos de la empresa.
  • Riesgos de responsabilidad civil profesional derivados de la actividad profesional de los empleados de la empresa (despacho de arquitectura, redacción de proyectos técnicos, consultoría informática, etc.)
  • Riesgos de responsabilidad civil ecológica, o de polución o contaminación repentina o gradual del medio ambiente o delitos ecológicos en general.
  • Riesgos de responsabilidad civil de productos o servicios prestados por la empresa

Tipos de seguros de Responsabilidad Civil para una empresa

Una vez evaluados los posibles riesgos que pueden afectar a la estabilidad económica de la empresa, podemos establecer qué tipo de seguro de responsabilidad civil necesita la misma e intentar paliar las posibles consecuencias económicas que podrían afectar a la empresa:

  • Para cubrir los riesgos derivados de la actividad empresarial (explotación), de su calidad de patrono o empleador, de los productos que comercializan o fabrican o los servicios que prestan la mejor opción es suscribir una póliza de Responsabilidad Civil General incluyendo las coberturas de Explotación, Patronal, Productos,  Defensa o Fianzas. En cuanto al límite de la cobertura, dependerá del volumen de actividad que tenga la empresa y el sector de actividad al que se dedique (no necesita el mismo limite un comercio o un bar que una empresa de distribución de neumáticos)
  • Para cubrir los riesgos derivados de automóviles o de daños y/o perjuicios causados a terceros derivada del uso, dominio o posesión de automóviles o vehículos de transporte terrestre matriculados como tales y que pertenezcan a la empresa, habría que suscribir un seguro de automóviles (es obligatorio por la Ley de Circulación de Vehículos a Motor)
  • Para cubrir los riesgos derivados de los posibles errores o negligencia en la gestión de los Administradores o Directivos de la empresa, habría que suscribir un seguro de responsabilidad civil de administradores y directivos.
  • Para cubrir los riesgos derivados de polución o contaminación al medioambiente, habría que suscribir un seguro de responsabilidad medioambiental conforme a la Ley 26/2007.
  • Para cubrir los riesgos derivados de la actividad profesional que lleva a cabo la empresa y sus empleados (Despacho de abogados, Despacho de Arquitectura, Consultoría informática, etc.) habría que suscribir una seguro de responsabilidad civil profesional.

Que la empresa esté cubierta ante cualquier imprevisto de este tipo que pueda surgir, nos ayudará a tener una tranquilidad necesaria en el día a día y ahorrarnos una cantidad de dinero muy importante.

Si tienes dudas te las podemos resolver y ayudar a elegir el mejor seguro de responsabilidad civil del mercado.