Mitos sobre los seguros de viaje

6 febrero, 2015

Cuando se contratan las vacaciones, muchos intentan ahorrar algún dinero al no contratar un seguro de viaje porque piensan que no es necesario y que otros seguros o las compañías de transporte se harán cargo de los posibles imprevistos. Las creencias populares al respecto no siempre son acertadas y, por ello, a continuación te aclaramos algunos de los mitos más extendidos sobre los seguros y la asistencia en viaje.

1. No necesito seguro de viaje porque la tarjeta de crédito ya me ofrece un seguro

Es cierto que la gran mayoría de las tarjetas de crédito cuentan con una póliza de seguros que cubre al titular pero solamente en medios de transporte que hayan sido pagados con esa tarjeta. Además, las coberturas suelen limitarse a indemnizaciones por muerte o problemas de salud graves y no se hacen cargo de retrasos, cancelaciones, asistencia sanitaria en países lejanos u otras circunstancias.

2. En caso de retraso o cancelación de mi vuelo, la compañía aérea se hace cargo de los gastos

Si bien las aerolíneas europeas en vuelos con salida o destino dentro de Europa están obligadas por ley a hacerse cargo de alguno de los gastos ocasionados al viajero como consecuencia del retraso o cancelación de un vuelo, esto no es así en otras partes del mundo donde sólo algunas compañías ofrecen compensaciones y en casos concretos.

Por el contrario, el seguro de viaje cubrirá esos gastos siempre que el viajero guarde los recibos necesarios y cumplimente la reclamación pertinente.

3.Con el seguro que contraté en la compra del vuelo es suficiente

Muchas compañías aéreas y portales de Internet ofrecen a sus clientes en el momento de la
compra del billete un seguro. Sin embargo, la mayoría de estos seguros solo cubren circunstancias relacionadas con el propio vuelo como anulaciones, retrasos o cancelaciones pero no ofrecen ninguna ayuda durante la estancia en el destino.

4. Si practicas deportes de riesgo en tu destino, ningún seguro de viaje te cubre

Las pólizas de asistencia en viaje ofrecen diferentes tipos de cobertura en función de los motivos del viaje y las actividades que tengamos pensado realizar durante el mismo. Lo único que hay que tener en cuenta es contratar el seguro con las coberturas adecuadas para que pueda asistirnos en el caso de que pensemos bucear, conducir un quad o cualquier otra actividad de riesgo en nuestras vacaciones

5. Todos los seguros de viaje son iguales

Como ya hemos señalado, existen gran variedad de pólizas que se adaptan a las necesidades de cada viajero tanto por los lugares que se visitarán, el motivo del viaje y las actividades previstas. Lo más indicado es valorar las propuestas de seguros de viaje de diferentes compañías y escoger aquella que más se ajuste a lo que necesite.