Seguros más baratos: con el banco o con la aseguradora

21 septiembre, 2015

Mi seguro barato: ¿con un banco o con un aseguradora?

A la hora de contratar un seguro particular o de empresa, en muchas ocasiones nos entra la duda de si hacerlo a través de nuestro banco habitual o bien utilizar una aseguradora para ello.

Antes era muy habitual hacer todas las gestiones a través de nuestro banco, pero con todas las noticias que últimamente oímos, leemos y vemos en prensa y telediarios sobre la situación de los bancos, hace que el hacerlo a través del banco no invite al optimismo y es por ello que cada vez más gente use las aseguradores para proteger sus bienes.

Hay muchas razones por las que te recomendamos utilizar una aseguradora a la hora de contratar tu seguro barato y no en tu banco habitual con tu comercial de confianza. Vamos a ver alguna de ellas razones más al detalle:

  1. Nadie te tiene que obligar a hacer un seguro en una entidad bancaria. Los bancos aprovechan mucho esta situación para hacer pequeños “descuentos” en otros productos del propio banco, como es por ejemplo en la hipoteca, para poder obligar a sus clientes a tener contratado sus seguros con el banco. No te dejes engañar, cada uno tenemos nuestro derecho a poder elegir lo que más se ajuste a tus necesidades.
  2. La persona que te suele atender en una entidad bancaria no deja de ser un comercial del propio banco, que busca venderte el seguro que más le interesa al propio banco. Es muy complicado que la persona del banco pueda tener los mismos conocimientos que una persona que trabaja en una aseguradora, con su formación como agente de seguros. ¿Se te ha ocurrido alguna vez preguntar a la gente de la aseguradora para invertir en bolsa? Pues aquí la cosa es parecida y cada uno tiene su parcela claramente diferenciada.
  3. Una aseguradora, por razones lógicas, siempre va a darte un mayor asesoramiento, más cercanía y confianza que la que te pueden ofrecer en el banco, dónde están a otras muchas cosas totalmente independientes.
  4. Precio de los seguros más baratos. Está demostrado y así lo avalan varios estudios realizados por empresas como INESE (editorial de información para el profesional del seguro), que por lo general, los precios que se ofrecen a través de un banco son más elevados, hasta un 25-30% en muchos casos, que los precios ofrecidos a través de una aseguradora con las mismas compañías y coberturas. Esto es un punto que es lógico, una aseguradora siempre tendrá más opciones de negociar los precios con las compañías gracias a los rápeles que suelen tener.
  5. Coberturas más amplias. Similar a lo comentado en el punto anterior del precio, una aseguradora siempre podrá llegar a ofrecer un mayor número de coberturas en cada uno de sus productos a sus clientes en comparación con un banco.

En conclusión, lo importante en estos casos es buscar siempre un seguro que se adapte a tus necesidades, sin tener que pagar un precio excesivo. No nos debemos de agobiar en exceso con esto, pero hay que buscar en el mercado y comparar precios para obtener el producto que queremos a medida de nuestras necesidades.